You are currently browsing the tag archive for the ‘Economía’ tag.

Chris Anderson es editor jefe de la revista Wired y autor del ya clásico artículo “The Long Tail” (la larga cola). A partir de este artículo, escribe el libro “La economía Long Tail” donde se incide en este concepto por el cual en la actualidad, con un nuevo modelo económico basado en el mercado global que propicia internet, la mayor parte de la actividad económica esta en el Long Tail.


En marzo de 2008, Anderson vuelve a regalarnos un interesante artículo, portada de la revista Wired de ese mes, donde avanza las claves de su próximo libro, FREE, anunciado para 2009.

Encontré una traducción en Blogems que inserto a continuación:

ANTECEDENTES

Anderson arranca su artículo con un poderoso flashback: retrocede en el tiempo hasta 1895, el año en que King Gillette, un desengañado inventor, pugnaba sin éxito por introducir un producto estrella en el mercado. Un día, afeitándose, se le ocurrió fabricar cuchillas desechables. Pero la idea no tuvo éxito hasta que, varios años después, Gillette decidió regalar las maquinillas de afeitar. Sólo así consiguió crear una demanda creciente para sus cuchillas desechables.

Varios millones de cuchillas más tarde, este modelo de negocio se ha convertido en el pilar de algunos sectores económicos: regala el móvil, vende el plan de tarifas mensuales; haz que la consola sea barata y vende juegos caros; instala cafeteras gratis en las oficinas y cobra por las cápsulas de café.

Gracias a Gillette, la idea de hacer negocio regalando algo ya no es nueva, pero existe una diferencia sustancial. Hasta ahora, casi todos los productos “gratuitos” estaban basados en lo que los economistas llaman traslado de costes o subsidios cruzados (cross subsides). Es decir, consigues uno gratis si compras otro, o bien te llevas el producto gratis pero pagas por el servicio.

LA TESIS

En la última década ha nacido un nuevo concepto de GRATIS fundamentado en una brutal caída de costes en los principales suministros de la era digital (almacenamiento, capacidad de procesamiento y banda ancha). Algo así como si el precio del acero hubiese caído tan cerca de 0 que Gillette pudiese regalar no sólo la maquinilla, sino también las cuchillas, y pasase a hacer dinero con otra cosa (por ejemplo, con la espuma de afeitar). Y este extraño territorio de lo GRATIS es la web.

Los nuevos caminos abiertos por las compañías para trasladar los costes de un producto a otro, sumados al coste decreciente de hacer negocios en la era digital, hacen que las oportunidades para adoptar modelos de negocio basados en lo GRATIS sean mayores que nunca. ¿Cuáles son? ¿Cuántos tipos hay? Posiblemente cientos, pero la economía de lo GRATIS puede ser dividida en 6 categorías amplias:

1. Freemium (mezcla entre premium y gratis)

¿Qué es gratuito?: el software y los servicios web, algunos contenidos.
Gratis para quién: para los usuarios de la versión básica.

Este término es la base del servicio de suscripción a los media y constituye uno de los modelos de negocio web más comunes. Adopta varias formas. Por ejemplo, los niveles diferenciados de contenidos: desde el gratuito hasta el caro, o al serviciopremium con más funcionalidades (de Flickr a Flickr Pro).

Muchos de los sitios web considerados típicos siguen la Regla del 1%: el 1% de los usuarios cubre a todo el resto. En el modelo Freemium, esto significa que por cada usuario que paga por obtener la versión Premium, 99 usuarios disfrutan de la versión básica y gratuita. Esto es posible porque, en realidad, el coste de dar servicio a ese 99% se aproxima a cero (por no decir que, simplemente, no existe).

2. Publicidad

¿Qué es gratuito?: contenidos, servicios, software y más.
Gratis para quién: para todo el mundo.

Los anuncios televisivos y en papel han dejado paso a los formatos web: los banners de Yahoo, en los que se paga por página vista; los anuncios de texto de Google, en los que se paga por click; el pago por transacción de anuncios afiliados en Amazon; y, desde luego, los patrocinadores del sitio web, que han estado ahí desde el principio.

Luego llegó la nueva ola: pago por inclusión en resultados de búsqueda, listado en servicios de información, generación de leads en los que una tercera parte paga por los nombres de gente interesada en un cierto tema. Ahora las compañías intentan posicionar el producto (payperpost), o pagan por la conexión en una red social tipo Facebook. Todas estas estrategias se basan en el principio de que las ofertas gratuitas generan audiencias con intereses bien definidos y necesidades explícitas que los anunciadores pagarán por alcanzar.

3. Traslado de costes/subsidios cruzados (Cross-subsidies )

¿Qué es gratuito?: cualquier producto que te seduce para que pagues por algo más.
Gratis para quién: para cualquiera que acabe pagando, ya sea de una manera o de otra.

Un ejemplo: Cuando Wal Mart cobra 15 dólares por cada nuevo éxito en DVD, en realidad ese producto sólo es un artículo de lanzamiento. La compañía ofrece el DVD por debajo de coste para que entres en la tienda y compres, por ejemplo, una lavadora con la que sí sacan beneficios. Otro caso: un vino caro que subvenciona la comida de un restaurante.

En cualquier paquete de productos y servicios, desde el banco hasta los planes de llamadas de los operadores móviles, el precio de cada componente individual suele estar determinado más por la psicología que por el precio. Posiblemente, tu compañía de móvil no hace dinero en los minutos que hablas al mes (mantienen la tarifa baja porque sabe que es lo primero que miras). Pero, en cambio, tu servicio de voz puede ser puro beneficio para ellos.

Otro ejemplo: En una concurrida esquina de Sao Paolo, Brasil, los vendedores callejeros lanzan los últimos CD’s, entre los que incluyen el de un grupo de éxito llamado Banda Calypso. Estos CD’s no provienen de una discográfica, pero tampoco son ilegales. Vienen directamente de la banda. Calypso distribuye los masters de sus CD’s y sus portadas a las redes de vendedores callejeros de las ciudades en las que están tocando. El acuerdo con los vendedores es que pueden copiar losCD’s, venderlos y quedarse con el dinero. No hay ningún problema porque la venta de CD’s no es la principal fuente de ingreso de Calypso. Ellos están en el negocio de las actuaciones. Viajando de una ciudad a otra, precedidos de una mega venta de CD’s super baratos, Calypso consigue un llenazo en sus conciertos. Y hasta han conseguido comprarse un jet privado…


4. Coste marginal igual a cero

Qué es gratuito: las cosas que pueden ser distribuidas sin coste apreciable.
Gratis para quién: para todo el mundo.

Nada describe tan bien este apartado como la música online. Entre la reproducción digital y la distribución peer-to-peer, el coste real de distribuir la música realmente ha tocado fondo. Este es un caso en el que el producto se ha convertido en gratuito gracias a una poderosa ley de la gravedad económica, con o sin modelo de negocio. Esta fuerza es tan poderosa que las leyes, los DRMs y cualquier otra barrera a la piratería tramada por las discográficas ha fracasado.

Algunos artistas regalan su música online como medio para conseguir conciertos, merchandising, licencias y otras fuentes de ingresos. Pero otros, simplemente han aceptado que, para ellos, la música no es una forma de hacer negocio. Es algo que hacen por otras razones, desde la diversión hasta la expresión creativa. Lo que, por supuesto, casi siempre ha estado presente en casi todos los músicos.

5. Intercambio de actividades

Qué es gratuito: los sitios web y sus servicios.
Gratis para quién: para todos los usuarios, desde el momento en que la utilización de esos sitios web y sus servicios crean algo de valor.

Puedes conseguir porno gratis si eres capaz de rellenar correctamente unas cuantas captchas (esas cajas en las que hay que introducir un texto deformado, y que se utilizan para descartar a los robots). En realidad, lo que estás haciendo es dar respuestas a un robot usado por los spammers para conseguir el acceso a otros sitios web . ¿Por qué? Porque ellos ganan más con esa información que lo que pierden con el ancho de banda que consumirás navegando por sus imágenes. Algo análogo sucede cuando clasificas historias en Digg, votas en Yahoo Answers, o utilizas el servicio 411 de Google. En cada caso, el mero uso del servicio crea algo de valor, ya sea mejorando el servicio o generando información que puede ser útil para alguien más.

6. Gift economy. Economía de los regalos

Qué es gratuito: todo el pastel, ya sea software de código abierto o contenidos generados por los usuarios.
Gratis para quién: para todo el mundo.

Desde Freecycle (bienes de segunda mano para cualquiera que quiera llevárselos) hasta Wikipedia, estamos descubriendo que el dinero no es el único factor motivador. El altruismo siempre ha existido, pero es que la Web le ha dotado de una plataforma en la que las acciones de los individuos encuentran un impacto global.

En un sentido, la distribución de coste cero ha convertido la colaboración y el hecho de compartir en un sector económico en sí mismo.

COROLARIO: LA ECONOMÍA DE LA ABUNDANCIA

Gracias al milagro de la abundancia, la economía digital ha vuelto la economía tradicional del revés. Lee tus libros del colegio o del instituto. Seguro que allí la definición de economía es algo así como “la ciencia social en la que hay que elegir entre bienes escasos”. Sin embargo, en la era digital, las principales fuentes de suministro de la economía de la información -el almacenamiento, la capacidad de procesamiento y la banda ancha- son cada vez mucho más baratas. Dos de las principales funciones de la escasez en la economía tradicional -los costes marginales de fabricación y distribución- se han precipitado al vacío.

La palabra utilizada en economía para definir este fenómeno es externalidades, un concepto que sostiene que el dinero no es el único bien escaso en el mundo. Entre otros, cabe destacar tu tiempo y tu respeto, dos factores que siempre se han conocido, pero que sólo en tiempos recientes hemos sido capaces de medir de manera apropiada.

La economía de la atención y la economía de la reputación son términos quizá demasiado vagos como para merecer un departamento en la universidad, pero hay algo real y sólido en el interior de ambos. Gracias a Google ahora disponemos de una manera práctica para convertir la reputación (pagerank) en atención (tráfico) y en dinero (ads). Cualquier cosa que puedas convertir en cash es una forma de dinero, y Google juega el papel de banco central en esta nueva economía.

Sólo ahora estamos empezando a liberar banda ancha y almacenamiento con nuestra escasa imaginación. Pero está llegando una generación que ha crecido con una web gratuita, y ellos serán capaces de encontrar caminos completamente novedosos para abordar estas nuevas condiciones, transformando el mundo durante el proceso. Porque lo quieres gratis; y, cada vez más, gratis lo vas a obtener.

Anuncios

La confianza que depositamos en alguien puede motivar a esa persona para alcanzar los objetivos más difíciles. En efecto, la perspectiva de un suceso tiende a facilitar su cumplimiento.

La leyenda
Pigmalión, antiguo rey de Chipre y escultor, era un apasionado escultor que vivió en la isla de Creta. Inspirándose en la bella Galatea, Pigmalión modeló una estatua tan bella que se enamoró de ella. Tanto que suplicó a los dioses que la escultura viviera para poder amarla de verdad. Sus ruegos fueron atendidos. Venus dio vida a la estatua, que se convirtió en la deseada amante y compañera de Pigmalión.

El efecto
Hemos oido estos días de “crisis” la petición del Gobierno de tener confianza. La razón es simple: es sabido en Economía que si muchas personas están convencidas de que el sistema económico se hunde, se hundirá. Ya ocurrió en el crack de 1929. Lo mismo pasa al contrario: la confianza genera confianza. (explicado de forma muy asequible aquí)

También en las empresas ocurre: cuando un Directivo otorga la confianza a alguien, haciéndole ver claramente lo que espera de él y apoyando sus iniciativas, esta persona “se crece” al aumentar la confianza en sí mismo y cumpliendo, por tanto, con las expectativas.

En los grupos sociales, en psicología, en pedagogía: Las creencias y expectativas de un grupo o de alguien  con quien mantenemos una relación de dependencia  (padres, profesores, etc.) afectan nuestra conducta a tal punto que se provoca la confirmación de dichas expectativas. ¿Somos entonces lo que se espera que seamos?

En el campo de la salud, el conocido efecto placebo podría tener el nombre de efecto Pigmalión: al creer en el médico que dice que el caramelo (disfrazado de pastilla) curará determinada dolencia, unido al deseo de curarse, el caramelo se transforma -¿será Venus de nuevo?- en un medicamento que cura de verdad. Seguro que hay una explicación científica, pero no me parece necesario conocerla.

La consecuencia. Si probamos a utilizar ese efecto en los demás, tenemos en nuestro poder un arma poderosa: lo que en Psicología Social se conoce como “realización automática de las predicciones”.  Voy a más: si confiamos en nosotros mismos conseguiremos cualquier cosa. O dicho de otra forma:

La mejor forma de predecir el futuro es creándolo

Imagen: Tim Parish

Principio de Peter:
En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender
hasta su nivel de incompetencia
“.

Este principio, formulado por Laurence J. Peter en su libro The Peter Principle, de 1969, ha sido comprobado infinidad de veces, sobre todo en estructuras jerarquizadas, como un hospital: todo trabajador irá ascendiendo de puesto en puesto mientras demuestra su competencia en cada uno de ellos, hasta alcanzar aquel en el que es verdaderamente incompetente, momento en el cual su escalada hacia la cumbre se detiene… para pavor de todos los subalternos que deben de soportar un jefe incompetente. La terrible consecuencia es que el trabajo de verdad es realizado por trabajadores competentes pero frustrados, situados por debajo del lugar jerárquico que les correspondería (por aplicación del Principio de Peter) y bajo las órdenes de superiores incompetentes.

Existe una lógica en este proceso, ya que los responsables de seleccionar una persona para un nuevo puesto se fijan en primer lugar en la propia organización. Si un empleado existente cumple bien su actual cometido, dichos responsables de la selección deducen equivocadamente que será igualmente eficaz en el nuevo puesto. Ejemplo: un magnífico médico es ascendido a Jefe de Servicio, luego a Director…

Hay excepciones al principio de Peter (ascensos que se producen no por ser competentes en su trabajo), pero con un resultado similar: el ascenso de incompetentes.

La Sublimación Percuciente:

O “caida hacia arriba” en el cual un trabajador incompetente en su puesto (y que por lo tanto no debería de ascender más) es “ascendido” a otro puesto superior, pero alejado de la “zona de trabajo real” donde su incompetencia no pueda hacer más daño. Ejemplo los políticos que, tras perder su partido las elecciones o al ser expulsados de ministros, son enviados a Bruselas.

El Arabesco Lateral:

El empleado, para que su incompetencia no mine por más tiempo el trabajo de sus compañeros y/o subordinados, recibe un título nuevo, normalmente con el título más largo y con palabras como de “empresa grande” (Adjunto a…, Responsable de…) pero sin aumento de sueldo ni de responsabilidad. (ni siquiera es una “caida hacia arriba”). Cuanto mayor es la jerarquía, más fácilmente se producen Arabescos Laterales, ya que son más fáciles de disimular.

La inversión de Peter:

Algunos trabajadores padecen de automatismo profesional, en el cual es más importante el trabajo que el resultado del trabajo. Se hacen trabajos totalmente improductivos y prescindibles, sólo porque los superiores (incompetentes, según el Principio de Peter) determinan que se haga así. Las absurdas normas burocráticas, las políticas de empresa arbitrarias, la multidud de “leyes no escritas” a las que todos nos tenemos que enfrentar al comenzar un trabajo son ejemplos válidos. Los trabajadores aquejados de este mal laboral son competentes a ojos de sus superiores, pero incompetentes a ojos de compañeros menos preocupados por cumplir normativas y más por producir y desde luego incompetentes a ojos de clientes y miembros externos a la jerarquía.

En estos casos, la consistencia interna con las normas de empresa se valora más que el trabajo eficiente, y estas personas, siendo incompetentes en su trabajo, ascienden porque sus jefes incompetentes ven competencia en lo que a ojos del resto del mundo es incompetencia.

Exfoliación jerárquica:

Ésta es especialmente terrible, porque lleva asociado no el ascenso o no de un trabajador dentro de la jerarquía, sino su despido (o abandono, en el caso de ser voluntario). Aquellos trabajadores que por su alta competencia o por su alta incompetencia no tengan lugar dentro de la jerarquía (o lo que es lo mismo, que la jerarquía no tiene previsto un lugar para ellos) la abandonarán. Ya sea porque su alta eficiencia acabe con su trabajo, o porque su incompetencia les imposibilite trabajar de ninguna manera, o porque su alta competencia o incompetencia les impida encajar en su entorno laboral.

La introducción paterna:

Si tu padre (o similar) es el dueño de la empresa (u ocupa un lugar suficientemente alto en la jerarquía) el puesto que ocupes puede no depender, en principio, de lo competente o incompetente que seas. No obstante, el Principio de Peter continua afectando a este “ascenso contranatura” si el “hijo” es competente en el puesto, ascenderá hasta alcanzar su puesto de incompetencia… si es incompetente, no seguirá ascendiendo. Por lo tanto, cumple (aún sin saberlo) el principio de Peter.

La relación “padre – hijo” según la explica Peter no es una relación paternofilial estricta, sino una metáfora de la misma.  De todas maneras, existe un directivo “padre” que asciende (o introduce directamente en la jerarquía) a un trabajador “hijo”. El enchufismo clásico vamos.

El principio de Dilbert es una variante del principio de Peter.

Este video de Annie Leonard me hace reflexionar de nuevo sobre la economía.
Nuevos modos de definir conceptos como la externalización de costes, los comportamientos del ser humano como consumidor, la obsolescencia, etc.

La historia de las cosas (video google traducido al español)

The history of stuff (página web original)

RSS Plan de Calidad SNS

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.