You are currently browsing the tag archive for the ‘Conocimiento’ tag.

“Los árboles no nos dejan ver el bosque”. El artículo de Felix Socorro desmenuza esta frase:

Para observar más claramente la idea que se quiere desarrollar, en el sentido que aquí se expone, hay que sustituir primero los elementos de la oración original pero manteniendo la idea que expresa; por ejemplo: “los empleados no nos dejan ver a la empresa”, “las flores no nos dejan ver el jardín”, o bien, “los números no nos dejan mirar las cifras”. […]

La expresión correcta debería ser “los árboles no nos dejan ver cómo es todo el bosque”

Al completarse la frase su contenido es explícito y directo. Sugiere que hay que conocer cómo es todo el bosque para poder establecer el tamaño del mismo y su alcance. O bien, las aristas, componentes y efectos que puede tener un problema antes de intentar plantear soluciones.

Desde esa perspectiva cualquier sustitución que se realice a la oración mantendrá un sentido más amplio y lógico: “los empleados no nos dejan ver cómo es toda la empresa” Y así es, algunos empleados ofrecen conductas propias de sus áreas, cargos y puntos de vista, por lo que no puede juzgarse a una empresa por la manera en que actúen unos pocos, sean eficientes o no. Para poder conocer cómo es la empresa habría que observarla a plenitud.

En efecto, algunos datos no son todos los datos, unas opiniones no son la visión global de la empresa. La dirección suele examinar algunos datos escogidos, oir a determinados empleados que ofrecen sus puntos de vista, sus juicios de valor (a veces malintencionados)…  ¿Qué árbol(es) escoger de muestra para saber si el bosque anda bien?

¿Qué sesgos se introducen en un hospital público donde no hay cuenta de “pérdidas y ganancias”? ¿qué visión se tiene del proceso productivo? ¿cómo se mide cada producto? ¿y cuál es su coste? ¿aporta valor? ¿cómo de eficientes son los árboles o el bosque en su totalidad? ¿qué parte del bosque  es eficiente? ¿es posible ver  la realidad del bosque? ¿qué sistema de información ofrece esa posibilidad?

Bosque de robles


Information sets you free.
GoviernoUSA.gov, all the government information that you need.

Advertising Agency: Accentmarketing, Miami, USA
Creative Director: Juan Piedrahita
Art Director: Andres Henao
Copywriters: Daniel Stewart, Juan Piedrahita
Illustrator: Iancarlo Reyes
Photographer: Andres Hernandez
Published: June 2009

… y si quieres saber más, es porque estás vivo:

If you are, you breath. Si eres, respiras.
If you breath, you talk. Si respiras, hablas.
If you talk, you ask. Si hablas, preguntas.
If you ask, you think. Si preguntas, piensas.
If you think, you search. Si piensas, buscas.
If you search, you experience. Si buscas, experimentas.
If you experience, you learn. Si experimentas, aprendes.
If you learn, you grow. Si aprendes, creces.
If you grow, you wish. Si creces, deseas.
If you wish, you find. Si deseas, encuentras.
If you find, you doubt. Si encuentras, dudas.
If you doubt, you question. Si dudas, cuestionas.
If you question, you understand. Si cuestionas, comprendes.
If you understand, you know. Si comprendes, sabes.
If you know, you want to know more… Si sabes, quieres saber más…
And if you want to know more, you are alive… Y si quieres saber más, estás vivo…

A final de septiembre se presentó un estudio que evalúa la calidad de los sistemas sanitarios europeos (33 países). En este ranking, elaborado por Health Consumer Powerhouse, España ocupa el puesto 21 (el peor puesto de Europa Occidental, excepto Portugal). Entre las categorías en las que el Sistema Nacional de Salud (SNS) se llevaría las peores notas están el acceso, las demoras, los derechos del paciente, la calidad de sus servicios online,  y su sistema de información ‘E-health’.

El informe ha generado polémica… porque la nota es un suspenso:
– El Ministerio de Sanidad español ha echado por tierra la credibilidad del mismo, entre otras cosas porque no incluye entre sus indicadores ni la universalidad en la protección de la salud ni el pago o copago de los servicios sanitarios. Por el contrario, considera como indicadores de calidad el acceso directo a los médicos especialistas o la asistencia sanitaria privada
– La Organización Médica Colegial despacha el tema rápidamente: “tras el estudio detallado del mismo, ha quedado demostrado que sus conclusiones no han sido muy acertadas”.  El estudio detallado al que se refieren es este informe de José R. Repullo, Jefe Dpto. Planificación y Economía de la Salud, del Instituto de Salud Carlos III.
– La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública realiza algunas puntualizaciones, aunque admitiendo parcialmente las críticas a las demoras.

Sin embargo, creo que sería mejor tener en cuenta alguna vez lo que el consumidor (el paciente) dice:

Acceso. Las opiniones de las Organizaciones de Consumidores se desvían significativamente de las “estadísticas oficiales” en cuanto a la posibilidad de acceso por los pacientes a sus propios datos. El acceso de los pacientes a su propia información clínica es  un derecho reconocido en España nada menos que por cuatro leyes”: la Ley General de Sanidad de 1986; la Ley de Autonomía del Paciente de 2002; la Ley de Cohesión y Calidad del SNS de 2003; y la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, de 1999. Pero los pacientes no parecen estar muy contentos.

Demoras. El informe recoge si es menor de 90 días para operaciones no graves (según los últimos datos de Sanidad, son 68). El director del estudio, Arne Björnberg, matiza: “cuando no te sientes bien, una semana puede parecerte demasiado”.

Derechos de los pacientes.  Björnberg ha explicado que en los apartados como los derechos de los pacientes, los resultados se han obtenido mediante una encuesta por Internet en la que han participado “más de 70 asociaciones”, y que éstas han dado “la peor puntuación de Europa” a la categoría en la que se les pregunta por la facilidad para obtener la propia historia clínica.

Servicios sanitarios on-line y e-health. ¿Extraña que los pacientes valoren mal este aspecto?

Si el centro del Sistema es el paciente (o usuario o consumidor o ciudadano o cliente, que más da) habrá que asumir que el paciente juzgue y evalue la atención que recibe.  Algunos “pacientes ciudadanos” pensamos que para llegar a ser un actor en el sistema en la práctica, no en la teoría, necesitamos acceder al conocimiento para comparar políticas de salud, servicios prestados y calidad de la atención. El paso inicial hacia el “empoderamiento” de los pacientes sería aumentando la información a la que tiene acceso. Un paciente bien informado puede participar y decidir activamente sobre su atención médica. Si ni siquiera puede acceder a su historia clínica…

¿Cuándo la ignorancia llegó a ser un punto de vista? (Scott Adams)

La pregunta surge tras repasar el acreditado procedimiento de gestión de proyectos ARC de Dilbert que consiste en lanzar un proyecto fundamentado en un optimismo sin ninguna garantía y soportado por competencias engañosas, en su fase primera; en su fase segunda, los obstruccionistas tratarán de ahogar nuestros sueños; la ignorancia y la envidia, a continuación, alimentarán rumores que se repetirán hasta convertirse en conocimiento ordinario; los recursos serán entonces asignados basándose en la desinformación y el favoritismo; por último, los requerimientos irán a la deriva hasta que el proyecto sea indeseable e imposible.

Autor: R.Bravo
El Dr. Beltrán, médico de familia del centro de Salud “Conocimiento integrado”, se dispone a comenzar su jornada de trabajo. Mientras enciende su ordenador, dirige su mirada a su vacía mesa de trabajo que sólo alberga un teclado inalámbrico de reducidas proporciones y un ratón aún más pequeño. Una vez que la pantalla empieza a parpadear recibe el aviso de que tiene nuevos mensajes de correo electrónico en su buzón.
El primero de ellos es de la gerencia de su área que le informa de los cambios de horarios en las consultas de especialistas a los que suele derivar a sus pacientes, le echa un vistazo rápido y no le presta mayor atención, sabedor que esta información está actualizada en la página Web de la Intranet de su institución junto a otra información útil, como los tiempos de espera para conseguir cita y los teléfonos y correos electrónicos de los especialistas con los que suele mantener una fluida relación.

El segundo mensaje es de su bibliotecario. Como todos los lunes, le informa de los artículos interesantes y de interés clínico que se han publicado en la semana anterior en las revistas más importantes de su especialidad; el conciso resumen le permite leerlo rápidamente, y sabe que, en caso de que uno de los artículos le interese, puede acceder a un resumen más amplio o incluso al texto completo con sólo apretar un botón. Está contento con este servicio y más con la última novedad: la Unidad de Epidemiología Clínica del hospital ofrece evaluaciones críticas resumidas de los artículos más importantes y de aquellos que son solicitados por un número suficiente de clínicos. Le encanta porque, aunque es consciente de su importancia, a él estos aspectos metodológicos siempre le sonaron un poco a chino.
El tercer mensaje es del laboratorio. Le informa del resultado del hemograma y la prueba de Paul-Bunnell en un joven con adenopatías que el Dr. Beltrán vio el día anterior. Normalmente, los resultados se envían directamente por la red y se integran en el historial de cada paciente, pero en este caso el Dr. Beltrán había indicado que además se lo comunicaran directamente. Estaba preocupado. El chaval llevaba más de veinte días con adenopatías de gran tamaño, no tenía fiebre, ni faringitis, y el pensamiento de una enfermedad más grave había pasado por su cabeza, mientras lo auscultaba. Estuvo tentado de pedir una batería de pruebas complementarias, pero tras escribir los síntomas y signos del muchacho y apretar el botón de ayuda diagnóstica su ordenador le sugirió que lo hiciera de forma escalonada comenzando con un hemograma simple y serología para el virus de Epstein Barr. Esta recomendación se apoyaba en un texto sacado de una de sus fuentes favoritas de información y se complementaba con enlaces a artículos de revisión clínica sobre el tema. En la misma pantalla aparecía el número de casos que se habían diagnosticado en su área sanitaria, incluyendo las características clínicas porcentuales de estos casos. En ese momento, fue cuando pensó que merecía la pena el trabajo de codificar cada actuación que llevaba a cabo en su consulta. Tras leer el mensaje se dispuso a escribir un correo electrónico a la madre del joven, donde le relataba los resultados del análisis, le tranquilizaba sobre el problema y le adjuntaba un archivo con información para pacientes sobre la mononucleosis infecciosa, citándole para revisión días más tarde.

Ya habían pasado unos diez minutos y el primer paciente del Dr. Beltrán esperaba en la puerta. Era un diabético conocido que minutos antes aguantaba pacientemente el interrogatorio a que la enfermera le estaba sometiendo como parte de su revisión semestral. Con un cuestionario estructurado de preguntas y actuaciones, la enfermera realizaba su trabajo de forma amable pero rigurosa. Sabía que el paciente no estaba cumpliendo con el tratamiento prescrito; al menos, no recogía las recetas suficientes para cumplirlo como estaba establecido. Además, el peso no bajaba. La enfermera del Dr. Beltrán decidió repasar qué actuaciones podría llevar acabo para solventar este problema. Para ello, no tenía más que buscar en la base de datos de efectividad clínica en enfermería que estaba disponible en Internet. Aunque llevaba algo de tiempo no le importaba, ya que el paciente debía ver también al doctor. El programa le había indicado la necesidad de una derivación al médico cuando se recogieron cifras tensionales por encima de las esperadas en un paciente diabético en dos ocasiones consecutivas.

Para el Dr. Beltrán no está claro si tenía que iniciar tratamiento y qué tratamiento es el más indicado, por lo que decide consultar la guías automatizadas sobre hipertensión. No dispone de mucho tiempo y por eso aprecia el mensaje breve y rotundo que le aparecía en su pantalla: “Todos los diabéticos con cifras tensionales por encima de …/… deben ser controlados. El tratamiento recomendado es un IECA – Nivel de evidencia II”.

Una vez que observa la información de las posibles interacciones con la medicación actual, alergias o efectos indeseables previos y cuál de las alternativas entre las diferentes marcas y tipos de IECA es más costo-efectiva, el Dr Beltrán extiende la receta que lleva incorporada información específica sobre la administración del medicamento, despide a su paciente y piensa que hoy será un largo día.

–0O0–

Leer el artículo completo en el siguiente enlace:
R. Bravo. La gestión del conocimiento en Medicina: a la búsqueda de la información perdida [Knowledge management in medicine: in search of lost information]. Anales del Sistema Sanitario de Navarra, editada por el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra, vol 25 no. 3 sep-dic 2003 pp255-272.

ArtroImagen es un espacio médico de colaboración profesional para crear un banco de imágenes relacionadas con la patología osteoarticular. Se trata de compartir imágenes y ayudar a colegas de todo el mundo con las valoraciones y los comentarios, basándose en el concepto de web 2.

La herramienta ha sido ideada por especialistas de la Unidad de Reumatología del Hospital de la Vall d’Hebron y de la Unidad de Raquis del Hospital del Mar, para reunir y difundir conocimientos sobre diferentes aspectos relacionados con las enfermedades del sistema óseo y articular. Una vez que se accede a una imagen es posible analizarla minuciosamente con una lupa.

Alguien me dijo una vez… que no jugase con fuego.

Pero he tenido que quemarme (no una, sino varias veces ) para comenzar a comprender. De ahí la paradoja de la experiencia:

Cuando te hace falta, no la tienes;
cuando la tienes, no te hace falta.

Comunicarse o no comunicarse, esa no es la cuestión. Siempre estamos comunicando. El Análisis Transaccional  es una teoría que entiende que la interacción  humana se realiza mediante transacciones psicológicas, desde diferentes estados del yo: Padre, Adulto y Niño.

El A.T. se aplica en psicoterapia, orientación personal o familiar, trabajo social, pedagogía, empresa y organizaciones (trabajo en equipo, comunicación, dirección de personas, ..) etc. Sus conceptos se expresan por medio de un vocabulario sencillo y original buscando ante todo la comprensión del fenómeno comunicativo, mediante explicaciones próximas a las vivencias inmediatas de las personas.

Filosofía y principios del Análisis Transaccional:

La filosofía del Análisis Transaccional, basada en la filosofía humanista, parte del principio de que “todos nacemos bien“. Berne decía metafóricamente “todos nacemos príncipes y princesas”. Después en nuestras relaciones con los demás tomamos decisiones autolimitadoras con las que nos convertimos en “sapos o ranas encantadas”. Pero básicamente “Yo soy Guay (OK) – Tú eres Guay (OK)” como persona. Soy una persona digna de confianza y respeto básico en mí mismo y en el otro.

El segundo principio en que se basa el AT es que todos tenemos un cierto potencial humano determinado por los condicionamientos genéticos, circunstanciales de salud, y sociales de origen y procedencia, pero un cierto potencial humano, que podemos desarrollar.

Las limitaciones externas al desarrollo de nuestro potencial humano, y sobre todo las limitaciones internas decididas tempranamente, producen la infelicidad, la auto-limitación de las habilidades personales para resolver problemas y enfrentarnos a la vida y en definitiva la patología. De modo que yo soy responsable de mi vida y decido lo que es bueno para mí.

El tercer principio del A.T. es que todos podemos cambiar en pos de la autonomía y tenemos los recursos necesarios para hacerlo. Estos recursos pueden ser personales o relacionales e incluyen la posibilidad de tomar nuevas decisiones más autopotenciadoras.

Para ver una introducción más amplia del Análisis Transaccional abre el siguiente enlace:
http://www.en-contacto.net/introteoriaat.htm

Enlaces

Teoría sobre Análisis Transaccional en el Colegio Oficial de Psicólogos
Una Teoría de las emociones para el Análisis Transaccional (pdf)
Fue Eric Berne el fundador del Análisis Transaccional.
Asociación de Análisis Transaccional
Bibliografía sobre Análisis Transaccional.

El Dr. Enric Benito describe el proceso de acompañamiento que necesita el paciente que se encuentra en cuidados paliativos, preservando su autonomía y dignidad.

El grito, de Eduard Munch (1863-1944)

El video se encuentra en FJL-TV, un proyecto dirigido a profesionales de la salud, pacientes, familiares, cuidadores, voluntarios y ciudadanos que tiene como objetivo principal comunicar y divulgar información sanitaria, a través del uso de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, gracias a sus diferentes Canales de TV.

Los canales de pacientes están disponibles en Universidad de los Pacientes (www.universidadpacientes.org) y Webpacientes (www.webpacientes.org) y el canal de profesionales es asimismo accesible desde el Observatorio de las Profesiones Sanitarias (www.ops.cat) y la web de la Fundació Josep Laporte (www.fbjoseplaporte.org).

Manuel Vicent, 15/03/2009 – ELPAIS

La Condena (ver)

Nadie sabe a qué paraíso o infierno nos llevará la ciencia mañana, porque nuestro destino consiste en vivir siempre en la prehistoria. Sólo una cosa está clara: ninguna amenaza de los antiguos dioses, ningún anatema de los modernos servidores del templo, pese a tener a Prometeo encadenado o a haber mandado a Giordano Bruno a la hoguera, han logrado detener el impulso del cerebro humano, que le lleva a abrirse camino en la oscuridad. A lo largo de la historia los poderes sagrados han hecho que todos los avances de la medicina tuvieran siempre un carácter furtivo. Jugándose la excomunión Vesalio, en el siglo XVI, se vio obligado a robar cadáveres de los cementerios para estudiar la anatomía humana, hasta que un juez de Padua le proporcionó a escondidas cuerpos de criminales recién ajusticiados. Así se enteró la humanidad dónde tenía el hígado y el corazón y las vísceras más secretas. Desde los tiempos del griego Galeno la disección anatómica sólo se realizaba con monos y cerdos, pero la iglesia transigió con que Vesalio descuartizara los despojos de los ahorcados porque consideraba que su alma estaba en el infierno. Si en su momento la iglesia condenó la vacuna de la viruela, la instalación del pararrayos, la anestesia, la transfusión de sangre y el parto sin dolor tampoco hay que sorprenderse de que se oponga frontalmente ahora a la investigación con las células madre. Contra este designio oscurantista el presidente Obama ha dado un paso adelante, porque sabe que ningún patíbulo ha logrado erradicar del cerebro humano su frenética curiosidad ante lo desconocido. Todos los inquisidores han terminado por hacer el ridículo. Del otro lado quedará siempre la hipocresía. Está por ver qué pensará la Iglesia sobre las células madre cuando mañana los católicos puedan tener en el frigorífico, envuelto en papel de aluminio, un pedazo de tejido congelado para curar o regenerar órganos vitales de su cuerpo, de la misma forma que en el taller le ponen una pieza de recambio al coche. Sucederá lo de siempre. Los cavernícolas seguirán clamando en público contra los peligros de la ciencia, mientras en privado no dejarán de usar en propio beneficio todas las ventajas que les depare el progreso llevado a cabo por quienes ellos han condenado.

–xx–

Giordano Bruno fue un religioso, filósofo, astrónomo, y poeta italiano. Habló de la pluralidad de los mundos y sistemas solares, el heliocentrismo, la infinitud del espacio y el universo y el movimiento de los átomos. La Iglesia le condenó a la hoguera, en la que murió quemado vivo el 17 de febrero de 1600 en Campo dei Fiori, Roma.

Prometeo le dió el fuego a la humanidad, ridiculizando a los dioses. Fue castigado por ello. En el psicoanálisis, el mito de Prometeo se considera relacionado con la metáfora de la contribución al conocimiento de los hombres. Los psicoanalistas hablan del «complejo de Prometeo», una perpetua búsqueda del conocimiento

Vesalio fue condenado a la hoguera. Felipe II cambió esta sentencia por una peregrinación a Tierra Santa.

En la web Visible Human Server es posible analizar el cuerpo humano eligiendo la zona de corte de la “rodaja”.

En la web del Ridgeview Medical Center hay un extenso apartado dedicado a la Información sobre la Salud. Como dice en el subtítulo: “Tomar una decisión informada juega un importante papel en el cuidado de tu salud”.

Hay varios puntos interesantes en esta web. Así, en el apartado de “Health Tools”  encontramos el “A-Z Fact Sheets” (también en español), donde se “proporcionan hechos extensos pero concisos acerca de una variedad de enfemedades, padecimientos y lesiones. Todas las fichas descriptivas en esta guía rápida de referencia están revisadas por médicos y reflejan la evidencia más actualizada”.

Un apartado que ha llamado especialmente mi atención es el de “Interactive Tools” (herramientas interactivas), donde podemos ver una amplia lista de visualización de procedimientos médicos.

“El joven conoce las reglas, el viejo conoce también las excepciones.”
Oliver Wendell Holmes

Esta frase me la trajo a la mente alguien que piensa que ya se encuentra en posesión de la sabiduria sin darse cuenta de que no ha tenido tiempo todavía de madurar en la vida real. La edad, la experiencia, nos aparta del dogmatismo abriéndonos la mente al maravilloso mundo de las dudas, las excepciones y los matices. Schopenhauer nos dejó un pensamiento al respecto: “Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto, los treinta siguientes, el comentario”. Es decir, que “en la juventud aprendemos, en la vejez entendemos” (Eschenbach).

La vida está llena de experiencias, buenas y malas.

Arnoldo Kraus, médico y escritor mejicano escribe: Si bien parar el tiempo es imposible, no lo es mirarlo, hablarle, tocarlo y pensarlo a partir de esa bella y en ocasiones intransitable palabra llamada experiencia. Si dejamos al lado las definiciones de los diccionarios, el término experiencia reúne adjetivos como bueno, útil, malo, feo o sabiduría. Tener experiencia le permite, a quien la posee o cree tenerla, afirmar que sabe muchas cosas, que ha visto otras tantas, y que es dueño de no pocas verdades. Frases como “el tiempo me dará la razón”, “no uses esa opción pues seguro te equivocarás” o bien, cuando no hay ni explicación ni defensa posible, parafrasear a los filósofos más depurados citando una de las máximas de la literatura de las abuelas, siempre es buen resguardo para reafirmar que se cuenta con experiencia. Me refiero, por supuesto, a la multicitada idea que asegura que “más sabe el diablo por viejo que por diablo”.
Y es cierto, el viejo sabe porque el tiempo, ni miente, ni perdona, ni inventa. El viejo comprende mejor porque vejez es sinónimo de experiencia y porque los años transcurridos suelen ser, cuando se aprovechan, árboles bienhechores cuya sombra es la sombra de muchas sombras: la del tiempo, la de las lecturas, la de los amigos, la de los nacimientos, la de las muertes y la de uno mismo. La de uno mismo, como lector de lo que ve y como escritor de lo que no ve, pero que sabe que existe y que es importante. La sombra que nos regresa al presente tras reflexionar en el legado de las experiencias extraviadas en otros tiempos y escritas en otros cuadernos. La sombra de uno mismo como parte de las miradas de los otros, de lo imaginado, de lo narrado, de lo compartido. La sombra que le devuelve a la persona algunas de las porciones olvidadas de su ser cuando escucha lo que dicen las entrañas de otra persona, o la que se experimenta al estar sentado en las sillas de la vida…
Tennyson solía decir que la experiencia es un arco a través del cual siempre viajamos.

Bajo ese arco caminamos todos. Pero que nadie malinterprete el significado de la sabiduría. No se trata de un concepto técnico, medible. Se trata de “saber que no se sabe”.  Ya dijo Strindberg que: “Cuando se tienen veinte años, se cree haber resuelto el enigma del mundo; a los treinta se empieza a reflexionar sobre él, y a los cuarenta se descubre que es insoluble.”

El éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo
Winston Churchill – Ex primer ministro británico.

El nuevo marco de conducta que deberíamos utilizar es: “Interacción frente a fracaso“. El fracaso no existe, sólo hay resultados. Fracaso es simplemente una forma de describir un resultado que uno no quería. Se pueden utilizar los resultados conseguidos para corregir la dirección del esfuerzo. Si interactuamos con los resultados mantenemos un objetivo a la vista. Si nos centramos en el fracaso accedemos a una vía muerta.

No puedo evitar citar aquí el ejemplo vivo más reciente de “fracasos”: Steve Jobs, presidente y fundador de Apple”. Cuando tenía 20 años, Jobs creó Apple. En siete años, Apple se convirtió en una empresa de 4.000 empleados y Jobs en el millonario más joven de EEUU. El primer fracaso vino con el desastre del Apple III, en 1980. Algunos meses más tarde, en noviembre de 1981, Apple lanzó una nueva versión de este modelo. También fracasó. Luego apareció el Macintosh, que no supuso el éxito esperado, así que comenzaron los problemas en la dirección, hasta que Jobs fue despedido de le empresa que él mismo creó. No perdió el entusiasmo. Su espíritu emprendedor lo llevó a crear una nueva empresa llamada NeXT, que también fracasaría, y otra empresa, Pixar, que haría historia en la industria de la animación. El azar quiso que en 1997, Jobs se convirtiera de nuevo en presidente de Apple. Entonces relanzó el Macintosh y apostó por el último gran éxito de la compañía: el iPod.

Pero mejor escuchen a Jobs contar su propia historia en la Universidad de Stanford (subtítulos en español) en este video:

El Atlas de Variaciones en la Práctica Médica es una publicación especializada que, en los distintos números monográficos, evalúa las diferencias en la práctica médica en España. Participan todas las Comunidades Autónomas, excepto Madrid, y hasta ahora se han publicado las siguientes monografías: Cirugía Ortopédica, Cirugía General, Atención Pediátrica, Procedimientos Cardiovasculares y Hospitalizaciones en Salud Mental,

Desde un punto de vista racional, casi nunca se dispone de toda la información necesaria para tomar una decisión correcta sobre un problema. Se piden entonces más informes, más datos, se crea una comisión que decida por consenso, etc. Pero ¿es necesario? ¿Será mejor decisión la más lógica, la más informada?

“La razón teme la derrota, pero la intuición disfruta la vida y sus desafíos.”
Paulo Coelho

Encontrado aquí

El proyecto Hybrid busca utilizar todo el potencial de la animación 3D para apoyar el conocimiento y estudio del cuerpo humano. Es posible, por ejemplo, observar el funcionamiento de un corazón, con distintos grados de transparencia.

Hybrid Medical Animation

Excelente web interactiva, diseñada para explotar la tecnología digital con el objetivo de facilitar  el estudio de los fundamentos anatómicos y biomecánicos de la morfología de la expresión facial.

En palabras de la autora:

“Esta herramienta nació pensada para artistas, animadores, estudiantes o profesores de arte, sin embargo, para mi sorpresa, estoy recibiendo cartas y peticiones de gente que trabaja en otras disciplinas y a las que la herramienta también les resulta de mucha utilidad: neurólogos (por lo que me cuentan, les resulta muy útil a la hora de explicar a sus pacientes cómo afectan a la mímica del rostro determinadas enfermedades), dermatólogos, logopedas, cirujanos plásticos (que la utilizan para dar explicaciones a sus clientes o alumnos sobre cómo y donde inyectar botox correctamente), psicólogos (a la hora de explicar cómo se reflejan las emociones en el rostro), departamentos de universidades, hospitales e incluso actores.”

ARTNATOMY / ARTNATOMÍA