Comienza un nuevo ejercicio presupuestario. Es hora de establecer una  “nueva estrategia”. El entrecomillado responde a mi incredulidad al respecto. Cambiarlo todo para que nada cambie: se emplearán los últimos neologismos y tendremos la impresión de avanzar… pero hoy todo me parece  demasiado lento.

No  dejen de ver el famoso Diccionario eufemístico directivo-castellano del estratega, que refuerza mi escepticismo…

Tambien del mismo blog es esta estrategia que nadie parece saber como llevar a cabo:

Sencillamente genial.

Anuncios