Aaron Goodman es un reconocido fotógrafo de Nueva York que transmite impresiones inquietantes con sus fotomanipulaciones.