Como ya dije en otra nota, no me parece que el término “recursos humanos” sea correcto. Las personas no son recursos de la organización, “son la organización”. Igualmente, las personas no son un “recurso” de su familia, sino un miembro de la misma. Si fueran sólo un recurso, sus familiares lo verían como una fuente de dinero o de cualquier otra cosa.

Los profesionales del Departamento de Recursos Humanos se convierten en una especie de especialistas internos (contratación, despidos, nóminas, ayudas sociales, etc.), para que los directivos continúen circunscribiéndose a “otros asuntos más importantes”, no desarrollando sus responsabilidades en la gestión de personas.

En el blog “Dirección y Gestión de Personas” se expone este mismo tema:
¿Son recursos las personas? ¿Son números? ¿Las tratamos como números? ¿Se sienten cómo números? ¿Cómo queremos que se sientan? y lo más importante ¿Cómo queremos que se comporten?
Si queremos café para todos, normas estrictas, personas que no piensen y solo actúen, que no critiquen, que “simplemente trabajen”, que no me den problemas ni me “vengan con historias”… entonces, está bien: Departamento de Recursos Humanos.
Pero si en cambio, cuando hacemos un proceso de selección pedimos a “alguien espabilado”, con iniciativa, comprometido con la empresa, con ideas propias, que “no tenga horchata en las venas”, “que valga”… entonces no me vengan hablando de recursos humanos y hablemos de personas.”

Título: “Los trabajadores no son herramientas”.
11.11.11

Advertising Agency: VVL BBDO, Belgium
Creative Team: Jan Ockerman, Jef Boes
Creative Directors: Jan De Jonghe, Jan Baert
Account Team: Toon De Baere, Philippe Van Eygen
Print Production: Roxane Lemaire
Photographer: Evert Thiry
Published: November 2008

Anuncios