‘Patient Keeper’, desarrollado por dos profesores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), es un programa informático que pretende facilitar el acceso de los médicos a toda la información clínica de sus pacientes.

Desde el portátil o la PDA, estos profesionales pueden consultar las citas planificadas para el día, pedir distintas pruebas, recetar medicamentos o controlar la evolución de los pacientes. Actualmente, unos 200 hospitales de EEUU ya lo utilizan.

Anuncios