“Si yo tengo una manzana y tú tienes una manzana, y las compartimos, entonces cada uno tiene una manzana… pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, y las compartimos… entonces ¡ambos tendremos dos ideas!”

Fotografía de Chema Madoz

Con esta cita de G.B.Shaw se inicia el clarificador artículo de Javier Smaldone que comparto y resumo a continuación:

———————————————————
Este simple ejemplo de G.B.Shaw debería ser suficiente para mostrar la diferencia fundamental entre el conocimiento y los bienes materiales. Sin embargo, parece que la tendencia actual es cubrir el conocimiento con un manto de escasez artificial, impidiendo su difusión para de esta forma asemejarlo a las cosas materiales y tratarlo como a estas últimas.

Este artificio para lograr que las ideas se comporten como las manzanas se basa en marcos regulatorios legales. La idea se remonta a finales del siglo XVIII, cuando se produce la apropiación del conocimiento humano a través del derecho de autor y las patentes.

Hay patentes de algoritmos (ideas puras sobre cómo resolver distintos problemas), de métodos matemáticos, de secuencias genéticas, de proteinas. Es triste ver a Universidades Públicas firmando acuerdos de confidencialidad con empresas, en el marco de investigaciones relacionadas con la mejora de la producción de alimentos…

No se tiene en cuenta que estos “descubrimientos” son sólo el estado actual alcanzado por un proceso evolutivo cultural de varios siglos y, al otorgar la exclusividad de su utilización, se está poniendo una barrera a su continuación. Lamentablemente, estamos asistiendo a un nuevo escenario en el mundo del conocimiento y la cultura. Si hemos llegado al grado de avance actual, ha sido gracias a la libre difusión de las ideas.

Parece que muchos están dispuestos a terminar con este proceso evolutivo, a cambio de la explotación del valor económico de la cultura obtenida hasta hoy.
————————————————————-

La “evolución” de este proceso nos lleva al absurdo.  A ver cómo se explica que T-Mobile haya inscrito en el registro de propiedad intelectual ¡el color Magenta!… hasta se ha creado un movimiento para liberar  este color, llamado “free magenta”. No entiendo nada…
… Aquí puedes ver otras 10 patentes absurdas, de las muchas que circulan por la red.

Ver también:
Conocimiento libre y patente de software, en wikipedia.
Inteligencia colectiva, la revolución invisible. (pdf)
Conocimiento libre, blog
Mapa del software libre

Anuncios