La empresa de Philadelphia HX Technologies ha creado un producto para unificar la información de un paciente en distintos hospitales e intercambiar información. En algunos sistemas sanitarios, no sólo el americano, la atención sanitaria queda dispersa: cada consulta, cada prueba diagnóstica queda “guardada” en un centro sanitario diferente. El propio paciente es el único que podría disponer de su historial completo.

Con esta tecnología, se conectan organizaciones a través de la web, posibilitando la disponibilidad de la información y evitando redundancia de actuaciones médicas. En su web indican que gracias al software “Medical Imaging Management 2.0” pueden intercambiar incluso imágenes de alta resolución (TAC) y ahorrar al sistema sanitario americano unos 5.000 millones de dólares anuales.

El intercambio de información sanitaria se realiza siguiendo los criterios de IHE (Integrating the Healthcare Enterprise) la iniciativa internacional para promocionar la interoperabilidad de información sanitaria.

Proceso programado (IHE):