Hace tiempo, un médico amigo, profesional de Urgencias de Hospital, me decía un día casi llorando, que no podía entender porqué  los jóvenes en moto no se ponían casco.  Un paciente suyo acababa de morir en un accidente de moto, tras intentar salvarle por todos los medios disponibles…

Este verano, entre esas noticias raras propias de las vacaciones, nos anunciaban que la DGT recurrió al uso de un casco “portador de paz” para motociclistas, preparado en el Laboratorio de los Monjes Budistas del Garraf. El casco es del mismo material que cualquier otro, sólo que lleva los colores que representan a esta religión: rojo y azafrán, además de una mantra o símbolo “portador de paz”, e incluye un manual que recomienda la concentración antes de subir a una moto.

La historia del casco budista ha sido muy criticada.  El efecto más positivo ha sido, de todas formas, volver a hablar de la importancia que tiene llevar casco, cualquier casco. Seamos positivos:  creamos en sus efectos por una vez y vamos a concentrarnos…

Anuncio de A-Tap earplug
Advertising Agency: Monday, Bangkok, Thailand
Creative Directors: Wiboon leepakpreeda, Passapol Limpisirisan
Art Director: Komson Yamshuen
Copywriter: Thanawat Sakunnanthiphat
Photographers: Anuchai Sricharunputong, Nok Pipattungkul, Remix Studio Bangkok

Anuncios