If…
Revista de innovación, dedicado a la Salud en su número 60.

En su interesante artículo, “Salud es futuro“, Alfons Cornella, presidente y fundador de Infonomía, nos abre los ojos a un futuro de entre esos “2020 posibles”, que da título a la sección, del que resumo algo:

<<… si Jacques Attali acierta en sus pronósticos, los dos sectores más boyantes de la economía del futuro serán el entretenimiento (para distraer el miedo al hoy) y los seguros (para mitigar el miedo al mañana).
Y el sistema de seguros, la industria de asegurar, exigirá a sus asegurados más y más garantías de que estos se cuidan, de que cumplen unos estándares de salud (física y mental) que reduzcan al óptimo lo que en ese sector se conoce como «riesgo moral» (la tendencia del humano a engañar: uno se puede asegurar la vida en mucho dinero cuando sabe que va a morir, por ejemplo).
Las oportunidades que ello podría generar en la industria de la salud son inimaginables: sistemas portátiles para detectar si cumples el estándar en cada momento (y me refiero a cosas más sofisticadas que el termómetro o la medida de la presión sanguínea, claro está), y, más allá, sistema para corregir tu mal estado (tu avería) en tiempo real. O sea, tú mismo te analizas, tú mismo te corriges.

Porque, en una economía schumpeteriana voraz, estar saludable será esencial para competir. >>

Añado una visión de Microsoft sobre el Futuro de la Salud Personal:

Microsoft, The Future of Personal Health

Vamos que, en ese futuro posible, o estás sano y encima te cuidas
(¿hasta qué estandar?)… o lo llevas claro.

Anuncios